Hoy me ha entrado un poco de nostalgia al volver la vista atrás. Me he puesto a recordar y de pronto me han asaltado los recuerdos del rito de despedida que me organizaron a bordo el día antes de que llegara a esta isla…

El pasado 18 de junio tuvo lugar el acto de Graduación de la Decimosexta Promoción de la Facultad de Traducción e Interpretación ―la cacofonía es inevitable― o, lo que es lo mismo, mi orla.

José Luis con la orla

Mi madre, autora de esta obra de arte, me colocó el broche justo antes de salir de casa.

Fue una tarde única e inolvidable y no lo digo por egolatría, sino porque, además de currarnos un guión divertido y ameno, tuvimos el honor de contar con la participación del gran Vicente Marrero Pulido, profesor de Lengua española en la Facultad desde sus albores, y que, desgraciadamente, se jubila en septiembre. Asimismo, profesores como Laura Cruz García, Xavier Li-Tah Lee Lee y Ricardo Muñoz Martín nos deslumbraron con unos discursos impecables, que no dejaron indiferente a nadie.

Además, tuve el honor de presentar la ceremonia junto a tres compañeros ―y amigos―, y de pronunciar un discurso de agradecimiento para todos los que me apoyaron durante la coordinación del acto, para el que se empezó a trabajar muy duramente desde septiembre.

A continuación, les dejo el vídeo del que fue el momento clave para mi familia y amigos ―por los comentarios pueden deducir que son amigos de los buenos―, por si quieren husmear un poco:

¡Ver vídeo!

¡Disfruten del sol! 😀

Anuncios